Regresar a casa X (Satish Kumar y el castaño)

Desde la ventana de mi habitación puedo ver a ese mágnifico castaño que preside el jardín de la entrada principal al Schumacher College. No soy muy bueno para calcular distancias, pero mi apuesta es que debe tener alrededor de unos 22.648 metros de altura. Es hábitat de numerosos mirlos que cantan divertidos (eso me parecen) a todas horas: blackbird singing in the dead of night

Esta noche nos visitó Satish Kumar. Después de una cena con platillos de la India, nos dio una charla sobre Gaia y la consciencia. Mirando hacia el castaño desde la ventana de la biblioteca, nos dijo que, para continuar siendo, el castaño tiene que estar en constante cambio: cada minuto, cada día, cada estación. Esa es la paradoja de la vida: permanencia y cambio. Edgar Morin hablaría de un principio dialógico.

Satish Kumar en el Schumacher College

La flama de la vela que tenía enfrente, anadió Satish, no es la misma, pues tiene que renovarse a cada momento para seguir siendo, como el flujo de un río.

Lo mismo sucede con nuestro planeta. Para seguir siendo, debe tener la capacidad de renovarse y mantener su cualidad autopoiética. Los mirlos lo saben. Las bacterias lo saben.

¿Por qué nos cuesta tanto a los humanos recordar los principios básicos de la vida?

One Reply to “Regresar a casa X (Satish Kumar y el castaño)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s